Ginkgo biloba. La planta china milagrosa

Ya estés preparando una maratón o estés corriendo demasiado últimamente por la operación bikini, o para bajar los kilos ganados durante el verano, el dolor muscular es algo que sufrimos todos. Mientras que sumergirse en un baño de sal inglesa puede hacer maravillas, hay otra arma secreta que vale la pena tener en el bolsillo trasero: el ginkgo biloba.

gingko biloba

¿Qué es el ginkgo biloba y para qué sirve?

¿Nunca has oído hablar de él? El ginkgo biloba proviene de las hojas del árbol de ginkgo, que originalmente proviene de China. Se ha utilizado en la medicina tradicional china durante siglos debido a sus muchos beneficios curativos, incluyendo el dolor muscular. Una de las funciones del ginkgo biloba es trabajar como un estimulador de la sangre. Aumenta la circulación sanguínea y puede ayudar especialmente con lesiones articulares y musculares y dolores. Básicamente, el aumento del flujo sanguíneo aporta más oxígeno y nutrientes a los músculos, lo que ayuda a acelerar su recuperación.

Beneficios del ginkgo biloba

1. Puede ser bueno para tu cerebro. Como comentábamos más arriba, el ginkgo biloba aumenta el flujo sanguíneo en el cuerpo – y esto incluye su cerebro, que es clave para mantener la mente aguda y saludable.

Sin embargo, las investigaciones sobre el tema son notoriamente contradictorias. Mientras que una revisión de estudios realizada en 2017 encontró que el ginkgo biloba podría mejorar la función cognitiva de las personas con demencia, un meta-análisis de 2012 no encontró evidencia para probar que el suplemento proporciona algún tipo de beneficio cerebral para las personas sanas. (Y un ensayo clínico muy grande de 2009 llegó a la misma conclusión). Así que deberíamos coger con pinzas este beneficio.

2. Puede mejorar la salud de los riñones. Debido a su contenido antioxidante, los investigadores han encontrado que aumenta la función renal en ratas. Cuando les dieron la hierba a las ratas, pudieron proteger sus cuerpos de los efectos de las partículas tóxicas de metales pesados mejor y más rápido que las ratas que no tomaban ginkgo biloba.

3. Puede ayudar a reducir la inflamación. La sangre tiene muchas cualidades curativas, incluyendo llevar nutrientes curativos y oxígeno a las células dañadas. El gingko aumenta la circulación sanguínea, así que el flujo sanguíneo ayuda a reducir la inflamación en ciertas áreas del cuerpo, específicamente en la parte baja de la espalda, rodillas y cerebro.

4. Podría ayudar con la ansiedad. La hoja del gingko tiene una cualidad astringente y trae calor desde la parte superior del cuerpo hacia abajo. Si piensas en la ansiedad como si tu corazón estuviera ardiendo, piensa en el gingko bilobacomo un extintor disparando frío hacia abajo.

Sin embargo, algunos expertos dicen que esta hierba no debe ser considerada una cura para la ansiedad. La ansiedad también debe ser tratada nutriendo el corazón, no sólo apagando el fuego. Algunas otras hierbas que dicen que pueden ayudar: rhodiola rosea, schisandra y radix bupleuri. Y por supuesto, la terapia, los cambios en el estilo de vida y los medicamentos tradicionales (si son necesarios) también deben ser parte del tratamiento de la ansiedad.

5. Puede ayudar con tus dolores de cabeza. Algunos estudios pequeños han respaldado la efectividad en el uso del ginkgo para las migrañas en mujeres, y ha sido utilizado como un remedio aprobado para los dolores de cabeza durante mucho tiempo. Así que si tus remedios no te están ayudando, ésta podría ser una opción a considerar.

6. Podría hacer que el síndrome premenstrual sea menos horrible. Como si todos los beneficios anteriores no fueran razón suficiente para considerar consumir más ginkgo, la hierba también podría disminuir los síntomas del síndrome premenstrual, tanto con los calambres como con el estado de ánimo.

Riesgos potenciales

El ginkgo biloba se considera generalmente seguro para las personas, pero existen algunos riesgos potenciales que se deben tener en cuenta. Según la Clínica Mayo, el gingko puede causar efectos secundarios como mareos, dolores de cabeza, estreñimiento y palpitaciones cardíacas.

Y no es para todos. Las mujeres que están embarazadas, tienen flujo sanguíneo abundante durante sus períodos o tienen diarrea crónica no deben usar esta hierba. La hierba puede aumentar la circulación en la parte inferior de los órganos del cuerpo, así que también puede causar sangrado extra o peor aún, un aborto espontáneo temprano. El suplemento también puede interferir con los medicamentos utilizados para tratar la ansiedad (como el Xanax), la diabetes y la coagulación de la sangre.

Otra cosa a tener en cuenta: Un importante informe de 2013 del Programa Nacional de Toxicología descubrió que el gingko biloba estaba asociado con cáncer de hígado en ratones y cáncer de tiroides en ratas y ratones machos. El estudio observó sólo a los roedores, no a los humanos, por lo que eso no significa que el ginkgo vaya a causar cáncer automáticamente (especialmente dado que a los animales se les dieron dosis súper altas de ginkgo biloba que no reflejan cómo la mayoría de la gente lo consume). Pero es algo de lo que ciertamente hay que estar atento cuando se considera tomar el suplemento.

Cómo tomar ginkgo biloba

El primer paso: habla con tu médico para asegurarse de que no interfiere con ninguna de las condiciones o medicamentos que estés tomando. Si te dan luz verde, hay diferentes maneras de tomarla.

Debido a que es una hoja, el ginkgo biloba es comúnmente molido y usado en una mezcla con otras hierbas benéficas. No es inusual encontrarlo en una mezcla de té o polvo, que se puede añadir al agua caliente para hacer su propio té. O también se puede añadir a tu batido mañanero. También está disponible en forma de gotas, así que también podrías añadirlo de esa manera a tu batido, café, té o comida. O si no quieres complicarte la vida y quieres consumirlo de forma sencilla, está disponible para tomar en forma de cápsula como suplemento.

Aunque el ginkgo biloba no está tan de moda como algunos de los otros agentes antiinflamatorios, como la moringa y la cúrcuma, tiene el potencial de darle un impulso a todo el cuerpo. Es otra práctica antigua que ha resistido (en su mayoría) la prueba del tiempo.