Beneficios de la quinoa

4.4 (87.83%) 23 vote[s]

Los incas siempre fueron conscientes de los beneficios de la quinoa y por eso lo consideraron el “grano madre” durante miles de años. La quinoa es una semilla con origen en América del Sur que fue ignorada en gran medida durante siglos. Curiosamente, se ha dado a conocer de forma más extendida recientemente por el resto del mundo y es aclamado como un “superalimento” gracias a sus múltiples efectos positivos para la salud.

quinoa

¿Qué es la quinoa y para qué sirve?

La quinoa es una semilla diminuta, de forma circular, con un sabor ligeramente amargo y textura firme. Aunque ahora se cultiva en todo el mundo, la mayoría todavía se produce en Bolivia y Perú. Era un alimento desconocido para el resto del mundo hasta hace muy poco, pero recientemente ha experimentado un enorme aumento de popularidad debido a su alto contenido de nutrientes y beneficios para la salud. También es fácil de cultivar en determinadas condiciones, lo que ha facilitado su expansión.

Los beneficios de la quinoa la han servido para ser reconocida internacionalmente como un superalimento. Está llena de fibra, fósforo, magnesio y hierro. También es fácil de digerir. Los hechos sugieren que está cerca de ser uno de los ingredientes más completos que puedas incluir en tu alimentación.

Beneficios y propiedades de la quinoa

Los beneficios de la quinoa son numerosos. El contenido de fibra de la quinoa lo convierte en un excelente alimento para perder peso y tratar otros problemas digestivos como el estreñimiento. La fibra también protege el corazón y previene enfermedades mortales como el cáncer. Los antioxidantes que contiene este alimento son beneficiosos también para la salud de la piel y el cabello.

Contiene todos los aminoácidos esenciales

La proteína está hecha de aminoácidos, nueve de los cuales se llaman esenciales. Estos aminoácidos esenciales no pueden ser producidos por tu organismo y la forma que tenemos de obtenerlos es a través de nuestra dieta. Si un alimento contiene los nueve aminoácidos esenciales, se lo denomina proteína completa. Y es que, un problema que podemos encontrarnos de forma frecuente, es que un alimento vegetal sea deficiente en determinados aminoácidos esenciales.

Sin embargo, la quinoa es una excepción a esto, porque contiene todos los aminoácidos esenciales. Por esta razón, es una excelente fuente de proteína. Tiene más y mejor proteína que la mayoría de las semillas del mercado. De esta forma, la quinoa se convierte en una excelente fuente de proteínas de origen vegetal para vegetarianos y veganos.

Puede ayudarte a adelgazar

Todas las horas de gimnasio y las dietas bien planificadas son excelentes para estar en forma y perder peso. Y agregar quinoa a esa combinación solo puede mejorar las cosas.

Como hemos dicho anteriormente, la quinoa es alta en fibra. De hecho, mucho más alto que la mayoría de los granos y semillas. Aunque una parte importante de la fibra en la quinoa es insoluble, todavía contiene una cantidad decente de fibra soluble (aproximadamente 1,5 gramos por cada 100), que según los estudios, ayuda a perder peso. Al igual que vimos con la chía, los alimentos altos en fibra ayudan a sentirnos llenos durante un mayor periodo de tiempo.

Hay algo más en la quinoa que merece mención. Es el 20-hydroxyecdysone, un compuesto conocido por ayudar a controlar el peso. La investigación sugiere que este compuesto ayuda a quemar más calorías y, en consecuencia, ayuda a controlar el peso. También hace que los individuos absorban menos grasa de su dieta.

Protege el corazón

Dicho en pocas palabras, uno de los beneficios de la quinoa es que de alguna manera ayuda a que el hígado extraiga el colesterol de la sangre. De este forma, ingerir quinoa significa niveles más bajos de colesterol malo, y esto se traduce en un riesgo reducido de aterosclerosis y enfermedad coronaria.

Mejora la salud de la piel

La quinoa es rica en vitaminas B, nutrientes que ayudan a tratar las manchas de la edad y otras afecciones relacionadas con la pigmentación de la piel. Y la vitamina B12 en la quinoa interactúa con las otras vitaminas B para mantener un cutis saludable. La quinoa también contiene enzimas que disminuyen la pigmentación y los problemas asociados. Y la vitamina B3 en la quinoa, también llamada niacinamida, ayuda a tratar el acné. Alivia las áreas rojas e inflamadas a menudo asociadas con brotes de acné.

La quinua contiene vitamina A, que es la madre de todas las vitaminas cuando se trata de retrasar el proceso de envejecimiento. Reduce las líneas finas y hace que tu piel luzca joven. Y la riboflavina en quinoa (o vitamina B2) mejora la elasticidad de la piel.

Ayuda a luchar contra la diabetes y la hipertensión

Otro de los beneficios de la quinoa es que es una semilla integral, y los granos integrales son excelentes para la diabetes. También previene el aumento de peso relacionado con la diabetes y otras afecciones crónicas.

Una parte de vivir con diabetes tiene que ver con tomar alimentos que tienen un índice glucémico bajo, y la quinoa, afortunadamente, está en el extremo inferior. Al tener todos los aminoácidos esenciales para producir proteínas (a diferencia de la mayoría de los otros granos), la quinoa también hace un buen trabajo para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Un estudio brasileño indicó que una dieta que incluye quinoa podría ayudar a controlar la diabetes tipo 2 y la hipertensión asociada con ella. La quinoa es un carbohidrato complejo, y estos carbohidratos se descomponen en el cuerpo muy lentamente, lo que permite que el azúcar en la sangre sea más estable. También contiene buenas cantidades de magnesio y potasio, nutrientes que ayudan a disminuir la presión arterial.

Quinoa y gluten

La quinoa también es popular porque es una semilla sin gluten. Esto significa que pueden consumirlo las personas celiacas, alérgicas al trigo o quienes prefieren evitar el gluten. Muchos investigadores han estado considerando la quinoa como un ingrediente adecuado en las dietas sin gluten para las personas que no quieren renunciar a alimentos básicos como el pan y la pasta.

Una dieta sin gluten se puede considerar algo saludable. Pero es muy importante que los alimentos en los que se basa la dieta sean libres de gluten de forma natural. Lo que no suele ser buena idea es comer alimentos para celiacos producidos artificialmente. En estos casos, no hay mucho beneficio extra respecto a sus alternativas con gluten.

Cómo preparar quinoa

Si los beneficios de la quinoa son tan abrumadores, habrá que probarla, ¿no? Y aquí llega la pregunta que mucha gente se hace, ¿cómo se prepara?, ¿cómo cocinamos la quinoa? Sí, efectivamente, la quinoa hay que cocinarla antes de comerla. Pero es muy sencillo de hacer y no requiere gran destreza en la cocina.

  1. Enjuagamos la quinoa en un colador fino con agua natural del grifo o de botella para quitarle el amargor característico de la semilla
  2. Vertemos la quinoa en una cacerola pequeña-mediana con una cantidad de agua que sea el doble de la cantidad de la quinoa. ¡Como cuando preparamos un arroz! Si echamos dos tazas pequeñas de quinoa, echaremos 4 tazas pequeñas de agua.
  3. Añadimos sal y lo llevamos a ebullición.
  4. Cuando hierva, bajamos el fuego a un nivel bajo-medio y lo dejamos unos 15 o 20 minutos mientras que la quinoa absorbe el agua.
  5. Una vez ha absorbido el agua, volvemos a filtrar la quinoa con la ayuda del colador y enjuagamos de nuevo con agua.
  6. Consumir la quinoa cocida en tus platos favoritos (ensaladas, guisos, sopas, etc.)

Recuerda que una vez hayas preparado la quinoa, podrás conservarla en la nevera entre 3 y 5 días o un máximo de 2 meses en el congelador.