Alimentación saludable para una vida sana

4.4 (87.45%) 110 votes

Una alimentación saludable y equilibrada es una parte vital para mantener una buena salud y llevar una vida sana. Como es conocido, consideramos que una dieta saludable es aquella que aporta a nuestro organismo una nutrición esencial.

🥑Alimentos saludables

Ningún alimento contiene todos los nutrientes esenciales que el cuerpo necesita para mantenerse en forma y funcionar correctamente. Por este motivo, nuestras dietas deben incluir una variedad de alimentos que nos ayuden a obtener la amplia gama de nutrientes que nuestros cuerpos necesitan. Estos nutrientes incluyen proteínas, carbohidratos, grasas, agua, vitaminas y minerales. La nutrición es importante para todos y está en nuestras manos ser capaces de llevar tanto una vida como una alimentación saludable.

bayas de goji

semillas de chia

beneficios de la curcuma

beneficios del jengibre

beneficios de la moringa

beneficios quinoa

beneficios del te verde

alimentos con vitamina d

🙋Consejos para llevar una vida saludable

Pero una vida saludable no consiste únicamente en llevar una buena alimentación. A nuestro alcance tenemos muchas formas de mejorar nuestro día a día, con pequeños hábitos que, aunque puedan parecer evidentes, no todos seguimos y requieren muy poco esfuerzo (¡y dinero!). Aquí van algunos:

Duerme lo suficiente

La falta de sueño puede llevar a una gran cantidad de problemas de salud, como obesidad, diabetes e incluso enfermedades del corazón. La falta continua de sueño puede afectar tu sistema inmunológico y hacer que sea menos capaz de defenderse de los resfriados y la gripe. Por esto, es importante dormir bien por la noche. Y tú puedes hacer cosas para ayudarte a dormir mejor por la noche. Puedes evitar estimulantes como la cafeína y la nicotina cerca de la hora de acostarse.

dormir bien

Además, aunque es conocido que el alcohol ayuda a conciliar el sueño más rápido, beber cerca de la hora de acostarse puede interrumpir tu sueño durante la segunda mitad de la noche cuando tu cuerpo comieza a procesar el alcohol. Hacer ejercicio también puede ayudarte a dormir mejor por la noche. Tan solo 10 minutos de ejercicio aeróbico, como caminar, correr o montar en bicicleta pueden mejorar drásticamente la calidad del sueño nocturno. Eso sí, evita los ejercicios agotadores cerca de la hora de acostarse.

Come fruta y verdura

Las frutas contienen muchas vitaminas y minerales. En la medida de lo posible, debes consumir tus vitaminas y minerales a través de su dieta diaria. Satisface su paladar con estas frutas nutritivas: sandía, albaricoques, aguacate, manzana, pomelo, kiwi, guayaba, papaya o fresas.

Al igual que las frutas, las verduras son importantes para una buena salud. Los expertos sugieren 5-9 porciones de frutas / verduras al día, pero desafortunadamente sabemos que puede ser difícil a veces. Piensa en tus verduras favoritas y en cómo puedes incluir más de ellas en tu dieta todos los días.

Haz ejercicio

Si puedes haz ejercicio, no solo unas pocas veces a la semana, sino todos los días. El movimiento es clave para una vida sana. El ejercicio diario puede mejorar su salud de muchas maneras, y no solo en lo físico. Puede ayudar a aumentar tu esperanza de vida, disminuir el riesgo de enfermedades, ayuda a desarrollar una mayor densidad ósea y a perder peso.

Una cosa simple que puedes hacer es, especialmente para distancias cortas, caminar en vez de moverte en coche o transporte público. Puedes subir las escaleras en lugar de coger el ascensor. Puedes elegir ejercicios que sean fáciles de hacer en casa o en el exterior y con los que disfrutes. Cuando lo pasas bien realizando actividades físicas, lo más probable es que las disfrutes y, naturalmente, quieras hacerlas. El ejercicio consiste en estar sano y divertirse al mismo tiempo.

Bebe mucha agua

La mayoría de nosotros no bebemos suficiente agua todos los días. El agua es vital para que nuestro organismo funciona como debe hacerlo. Seguro que ya sabes que más del 60% de nuestro cuerpo está formado por agua…El agua es necesaria para llevar a cabo las funciones corporales, eliminar los desechos y transportar nutrientes y oxígeno alrededor de nuestro cuerpo.

Agua

Como perdemos agua todos los días a través de la orina, los movimientos intestinales, la transpiración y la respiración, necesitamos reponer nuestra ingesta de agua. Dado que la ingesta de alimentos contribuye con aproximadamente el 20% de nuestra ingesta de líquidos, eso significa que necesitamos beber entre 8 y 10 vasos al día para mantenernos hidratados.

¿Cómo saber si estoy hidratado? Muy sencillo. Tu orina debe de ser incolora o ligeramente amarilla. Si no es así, no estás bebiendo suficiente agua. También podemos darnos cuenta por otras señales que nos manda el cuerpo. Por ejemplo, los labios secos, la boca seca y poca micción.

No comas alimentos procesados

Comer alimentos procesados es lo contrario a llevar una alimentación saludable. No son buenos porque la mayor parte del valor nutricional se pierde en la fabricación de estos alimentos y los conservantes agregados son malos para nuestra salud. Muchos alimentos procesados contienen una alta cantidad de contenido de sal, lo que conduce a una mayor presión arterial y enfermedades del corazón. Los alimentos procesados son cualquier cosa que no esté en su forma cruda.

La realidad es que la mayoría de los alimentos que podemos encontrar en el supermercados son procesados. Cuantos más ingredientes tienen en la etiqueta, más procesados están. Ten cuidado y opta por alimentos no procesados tanto como sea posible.

Respira profundamente

El oxígeno es una fuente vital de vida. Es posible que sepas cómo respirar, pero ¿respira correctamente? La mayoría de nosotros no respiramos adecuadamente, solo respiramos de manera superficial y respiramos hasta 1/3 de nuestra capacidad pulmonar. Una respiración completa es aquella en la que sus pulmones están completamente llenos, su abdomen se expande y hay un movimiento mínimo en sus hombros. Hay muchos beneficios de la respiración profunda que incluyen una reducción del estrés y la presión arterial, el fortalecimiento de los músculos abdominales e intestinales y el alivio de los dolores generales del cuerpo. La respiración profunda también ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, liberando toxinas del cuerpo y ayuda a dormir mejor por la noche.

Medita a menudo

La meditación puede definirse como un conjunto de técnicas que tienen por objeto fomentar un estado elevado de conciencia y atención centrada.

Las investigaciones han demostrado que la meditación puede tener beneficios tanto fisiológicos como psicológicos. Algunos de los efectos fisiológicos positivos incluyen un estado más bajo de excitación física, menor frecuencia respiratoria, menor frecuencia cardíaca, cambios en los patrones de ondas cerebrales y menor estrés.

Entre otros beneficios psicológicos, emocionales y relacionados con la salud de la meditación se incluye:

  • Mayor autoconciencia
  • Mejores habilidades para manejar el estrés
  • Mejora el bienestar emocional
  • Mejor manejo de los síntomas de afecciones que incluyen trastornos de ansiedad, depresión, trastornos del sueño, problemas de dolor y presión arterial alta
  • Mejora de la memoria
  • Cambios en diferentes aspectos de la atención